Se garantizan unos costes bajos de operación al ajustar el tamaño del motor y la velocidad del eje del triturador a la capacidad necesaria.

El diseño permite un rápido mantenimiento y sustitución de piezas de repuesto y desgaste, lo que hace que los trituradores sean unas máquinas muy eficientes